Ser apostador puede parecer muy fácil: usted crea su cuenta en una casa de apuestas, deposita dinero y luego, sólo elegir un partido, un tipo de apuesta, apostar y esperar el resultado final. Pero ser apostador es mucho más que eso, es esencialmente amar el deporte, estudiar muy bien los equipos y competiciones, y luego apostar con responsabilidad y con la certeza de lo que está haciendo. Eso es la base para ser un apostador, ¿pero qué necesita para ser un apostador de éxito? ¿Cuál es la fórmula para ser un ganador? Puede que no haya una fórmula para ello, pero hay varias cosas que usted debe tener en cuenta que seguramente harán usted sea un gran apostador. apuestas deportivas

Vamos a ver alguno de los consejos que puedes tomar para obtener el éxito en las apuestas deportivas.

Define el tipo de apostador que quieres ser

Lo primero que deberás hacer es definir cuál será tu rol dentro del mundo de las apuestas. Algunos de los perfiles que se manejan son: Los seguidores: quienes se identifican con este perfil, ponen en manos de otros el trabajo de diseñar la cartera de apuestas. Lo que un seguidor hace es analizar la lista de opciones que le proporcionan los tipster, para luego tomar la decisión. El Pronosticador: este tipo de apostador tiene gran confianza sobre sus corazonadas, pues su estrategia se basa en seguir sus propios pronósticos para ganar dinero. Por lo que, para ellos, la autoconfianza es fundamental. Sus conocimientos sobre los deportes son amplios y tienden a especializarse.
Resultado de imagen para gol cristiano ronaldo juventus
Trader: este tipo de apostador es el favorito de las casas de apuestas pues no busca ganarle a ellas sino al resto de apostadores que intervienen en el proceso. En el momento de elegir el perfil, debes saber que existe flexibilidad entre ellos. Por ende, una misma persona puede fácilmente desempeñar todos los perfiles existentes. Sin embargo, lo ideal es elegir uno, profundizar en el conocimiento de las estrategias que aplica y especializarse.

Apuesta a largo plazo

Ser un triunfador en las apuestas deportivas es todo un proceso que requiere de análisis, planificación y paciencia. Y siendo transparente, a la gran mayoría de grandes apostadores esto les ha tomado un tiempo. En este camino hacía la estabilización en tu balance de apuestas tiene sin dudas altas y bajas. Por eso, nuestro trabajo es ayudarte a que estas caídas sean menos abruptas cuando toquen. Cuando se apuesta a largo plazo, uno de los objetivos es ganar dinero, por lo que debe mirar las apuestas como un trabajo, tal como si estuviera invirtiendo en acciones. Debe apostar de forma profesional e imparcial. Mirar las estadísticas y el verdadero potencial de los equipos y luego apostar. Muchos jugadores dejan de apostar en la victoria de ciertos equipos sólo porque no les gusta o son rivales de su club del corazón. ¡Eso no es correcto! Si usted piensa que un determinado equipo va a ganar, usted debe apostar porque así ganará dinero. Esta es sólo una de las distintas razones que hacen que existan apostadores recreativos y verdaderos profesionales. La mayor ventaja de apostar a largo plazo es la posibilidad de análisis que te da. Puedes verificar si realmente un equipo llega con condiciones óptimas. Te da el tiempo de calcular el valor de la cuota, pensar estrategias o verificar como ha llegado el equipo o jugador a un evento especifico.

Entiende como fijan las cuotas las casas de apuestas

Esto depende de la popularidad del evento, pero en general, las cuotas de las casas de apuestas serán más bien un reflejo de lo que se espera que el grueso del público piense más que en las probabilidades reales del resultado. Claro que no es tan simple, pero normalmente las casas de apuestas establecerán sus cuotas para atraer apuestas en alguno de los dos lados de las cuotas, así como para equilibrar su pasivo y obtener su comisión.
Resultado de imagen para cuotas de casas de apuestas
Esto permite que los apostadores astutos puedan encontrar excepcionales oportunidades de valor donde la opinión general está totalmente en contra. También significa que un valor alto puede encontrarse en eventos en los que se espera mayor interés del habitual por parte del apostador ocasional o esporádico, quien, a decir verdad, no tiene ni idea en términos de estrategias provechosas para las apuestas. Eventos como el SuperBowl, finales de torneos y las principales  carreras de caballos son los principales candidatos para este tipo de oportunidades.

¿Y cómo establecen las cuotas las casas de apuestas?

Tomemos el ejemplo de un partido de selecciones, un España-Italia: El encargado de realizar las cuotas considera que estas son las probabilidades reales de que uno de los dos equipos gane o haya un empate. Para determinar el margen de cualquier mercado de apuestas solamente tenemos que sumar las probabilidades implícitas de cada resultado.

Probabilidades reales

España 60.6%
Empate 22.2%
Italia 17.2%
Total de las probabilidades implícitas de las cuotas = 100%

Teniendo en cuenta que el cliente base es principalmente español y que debido a la buena racha del equipo local, confía en él, la casa de apuestas sube el precio hasta obtener un margen del 107%.

Victoria de España con cuotas de 1.54 probabilidad implícita del 64.8%.
Empate con una cuota de 4.22 probabilidad impícita del 23.7%.
Victoria de Italia con una cuota de 5.40 probabilidad implícita del 18.5.%.
Resultado total de la probabilidad implícita de las cuotas = 107%
A pesar de que la victoria local es el resultado más factible y el que atraerá a más apostadores, la casa de apuestas tiene la tranquilidad de saber que ha puesto el precio correcto desde su punto de vista. A largo plazo, conseguirá beneficios y batirá a los apostadores. Este es el motivo por que que es tan importante tener en cuenta los márgenes que tu casa de apuestas se lleva. Si suben el precio más allá del 105% en las ligas más populares, quizá deberías buscar una casa más generosa. Sin embargo, si te atraen las ligas más desconocidas, tendrás que tragar con cuotas del 110% o superiores por norma.

Aprende a perder

Sí sí, has leído bien. Para ganar, uno tiene que aprender a perder y a encajar las derrotas. Seguramente te sientas identificado con esto que te vamos a comentar a continuación porque a todos nos ha pasado y si de verdad queremos ser unos apostantes de éxito, debemos corregir este error. Es imposible que no te haya pasado que habiendo apostado dinero a una combinada, justo el último partido de esa combinada te haya fastidiado la fiesta. En ese momento, muchos apostantes debido a los nervios por haber perdido una buena cantidad de dinero por un gol en el minuto 90, o por un gol que no llegó, empiezan a tirar apuestas sin estudiar los partidos y apostando a partidos de ligas ‘desconocidas’. Lo que te intentamos decir, es que no siempre vas a poder ganar. Nuestro consejo es que cuando ganes, no te pongas eufórico y cuando pierdes, no te enfades tanto por haber perdido esa apuesta. Trata siempre de mantener la calma y apostar siempre con cabeza y responsabilidad. Al fin y al cabo juegas con tu propio dinero y apostando uno debe disfrutar, no sufrir. Así que aprende a perder y serás un ganador. ¿Has perdido una apuesta? Pues relax. No intentes recuperar lo perdido inmediatamente, porque no es el mejor momento para apostar. Cuando uno pierde y sea por diversión, siempre está contrariado, triste o incluso enfadado consigo mismo. Depende del carácter de cada uno. Quizá necesites relajarte un poco… y seguro que cuando se te pase el berrinche estarás al 100% para elegir tu próxima apuesta. La moraleja es que si pierdes una apuesta, no se debe intentar recuperar el dinero inmediatamente, porque lo más seguro es que elijas mal. ¡Ah! Y ten siempre presente que esto es un juego, y que por muchas estadísticas que hayas mirado o incluso que nosotros te demos, la suerte juega su baza y siempre puede haber sorpresas. Aceptar que se va a perder es algo imprescindible para aprender y disfrutar de las apuestas deportivas.  
  • El favorito no siempre gana: Esto parece obvio, pero es difícil para cualquier jugador ver que alguno de los favoritos vaya a perder su encuentro o evento. ¿Por qué apostar a contra Rafa Nadal cuando juega sobre tierra batida? Pues a veces las previsiones fallan y hasta los mejores caen. Los corredores de apuestas muchas veces fallan en sus predicciones y resultados anteriores, por lo que esto es algo a tener en cuenta.
  • Menos es más: Esto es algo que, aunque parezca de sentido común, los jugadores tienden a olvidar todo el tiempo. Cuantas menos selecciones incluyas en tu apuesta, más posibilidades tendrás de ganar. Si estás apostando para ganar dinero, piensa en apuestas pequeñas y no a lo grande. Una apuesta de una selección es suficiente, es donde más posibilidades tendrás que ganar.
  • Evita las tentaciones: Habrá cuotas que realmente te abran los ojos y te hagan apostar por ella. Sin embargo, estas probabilidades atractivas podrían disminuir las posibilidades de ganar algo de dinero extra. Esto suele pasar, sobre todo, en el tenis, con cuotas que podrían sorprender.
  • No apuestes con el corazón: Seguro que quieres que tu equipo gane, lo deseas tanto que incluso empiezas a creerte que es posible. Antes de que te des cuenta, habrás puesto todo tu dinero en ello. Sin embargo, y sobre todo ocurre en los encuentros de equipos de la misma ciudad, normalmente suele haber elementos impredecibles que magnifican la apuesta y todo lo que ello conlleva.

Busca toda la información posible

Independientemente del deporte al que apuestes, una ley que debería estar escrita con mayúsculas y en negrita es que lo hagas siempre habiéndote estudiado ese partido y conociendo al dedillo toda la información que necesitas. Por ejemplo, en fútbol es importante saber la forma de los equipos, los goles marcados y encajados como local/visitante, las bajas de uno y otro equipo, el tiempo que hará a la hora del partido, declaración de intenciones del entrenador en la rueda de prensa, estilo de juego de cada equipo, estadísticas de goles, estadísticas de córners, estadísticas de tarjetas, tanto de los equipos como del árbitro y el historial entre ambos equipos. Con toda esta información, estamos convencidos de que sacarás un mejor rendimiento a tu apuesta. Recuerda que a pesar de tener toda la información, el deporte no es como las matemáticas y a veces un partido que parece de muchos goles puede acabar 0-0. Al final, después de estudiarte cada partido, debe entrar en juego también tu intuición, el feeling que tengas sobre dicho encuentro y ahí debes intentar elegir la mejor apuesta.